Capital de Nepal, Kathmandu 4


Llegamos a Kathmandu después de 12 horas de bus desde Beni, habiendo conocido a un chico de la casta más alta, los brahmanes. Todo un honor conocer a alguien de esa casta, y para él, muy curioso conocernos a nosotros, ya que estuvimos casi todo el camino hablando.
A las seis de la tarde, cuando llegamos, ya era de noche y para no perder tiempo cogimos un taxi directo a Thamel, la zona de turistas por excelencia. Allí todo tiene un aire diferente, no mejor, por eso. La verdadera Kathmandu queda disuelta en esas calles, y volvemos a encontrarnos con tiendas de ropa de montaña, souvenirs, supermercados, discotecas y gente ofrenciéndote droga a plena luz del día. Al igual que en Pokhara, allí se empiezan y acaban los trekking.

Uno de los templos de la Kathmandu Durbar Square

Uno de los templos de la Kathmandu Durbar Square

Al llegar al hostal, nos topamos con un chico al que no entendíamos una palabra y que nos dijo que no podíamos dormir en la misma habitación de 8 personas que habíamos reservado. Así estuvímos durante dos noches seguidas, durmiendo en 2 habitaciones que no tocaban, pero pagando el mismo precio.
El primer día de turisteo decidimos ver la famosa Durbar Square de Kathmandu, que resulta no estar en tan malas condiciones como creíamos. Obviamente hay destrozos notorios y muchos de los templos caídos, pero la plaza tiene vida y la gente no pierde un minuto en la venta de sus objetos. Para entrar a la plaza hay que pagar 1000NR, pero callejeando un poco por detrás puedes evitar pagarlas.
Resulta que en Kathmandu hay que pagar por todas las atracciones turísticas de paso diario para los nepalís. Si nos ponemos a echar cuentas:

  • Kathmandu Durbar Square 1000NR
  • Patan Durbar Square 500NR
  • Pashupati Nath 1000NR
  • Swayanbhu Nath 200NR
  • Boudha Nath 150NR
Edificio tras el terremoto en Kathmandu Durbar Square

Edificio tras el terremoto en Kathmandu Durbar Square

Por suerte, la seguridad no es muy estricta y colándote por las calles laterales puedes acceder sin problemas, aunque en lugares como Pashupati Nath o Swayanbhu Nath es imposible, el acceso te lleva directamente a la taquilla y no hay manera de poder esquivarlo.
Kathmandu tiene el mismo ritmo trepidante que cualquier otra ciudad de las que hemos visitado: tráfico, contaminación y mucha gente. Pero se respira más paz en el ambiente.

Por las calles de Kathmandu

Por las calles de Kathmandu

Es curioso ver como en casi cada esquina te puedes encontrar algun templo pequeño, alguna “capillita” hinduista, alguna respresentación fálica de Shiva o algunos tornos de oración budistas. La convivencia entre budismo e hinduismo es admirable. Los hinduistas van a pasar la mañana a un templo budista, estirados en la hierba mientras toman el sol.

Después de visitar la Kathmandu Durbar Square, quisimos ir a ver la Durbar Square de Patan. Creíamos haber llegado, pero resultó estar más lejos de lo que nos pensábamos. A la vuelta quisimos ver Pashupati Nath pero era tan caro, que volvimos con la sensación de no haber visto nada en nuestro primer día en la capital nepalí.

Supuesta Durbar Square de Patan

Supuesta Durbar Square de Patan

Bhaktapur, capital cultural de Nepal

Bhaktapur es un pueblo situado a 20 km de Kathmandu, famoso por haber sido la capital artística del reino de Nepal.

En el bus de ida (por tan sólo 25NR) conocímos a un chico que nos ayudó con algunas indicaciones. Aunque nos dijo que iba a trabajar, acabó haciendo la visita a la Durbar Square con nosotros y hasta nos invitó a Kulfi, una especie de helado. Ya estabamos empezando a cabrearnos pensando que era alguna clase de estafa y a intentar darle esquinazo, cuando nos dijo que se iba al cuartel (era policia) y que había sido un placer practicar inglés con nosotros. Imaginaos que cara se nos quedó!

Durbar Square de Bhaktapur, con los edificios apuntalados a causa del terremoto

Durbar Square de Bhaktapur, con los edificios apuntalados a causa del terremoto

La parte antigua de Bhaktapur tiene mucho encanto, calles llenas de vida, no solamente dirigidas al turismo sino también a los lugareños. Tanto nos metimos por esas callejuelas que cuando nos dimos cuenta, salimos por la calle principal por la cual habiamos accedido al inicio de la mañana. Y es que no es necesario pagar las 1500NR por persona que cuesta entrar a Bhaktapur. Si quieres ahorrarte un buen tanto, simplemente tienes que girar la primera calle a la derecha, después de haber pasado el Rani Pokhari (estanque Rani). Solamente localizamos dos controles de entradas, así que si eres un poco avispado, puedes pasártelos.
La parte que mejor conservada está es la Dattatraya Square, sin duda la más bonita de la antigua ciudad de Bhaktapur.

Selfie en Taumadhi Square

Selfie en Taumadhi Square

Si tienes hambre, los precios son abusivos en casi toda la zona turística, saliendo por la Dattatraya Square y pasando el segundo control de entradas accedes a la parte nueva de la ciudad, y justo ahí disminuyen los precios considerablemente.

Dattatraya Square

Dattatraya Square

A la vuelta, cogimos un bus en el que no tuvimos más remedio que montarnos en el techo, fue una experiencia muy divertida, aunque a veces arriesgada!

Templo de Dattatraya Square

Templo de Dattatraya Square

Mañana budista

El tercer día en Kathmandu, lo dedicamos a los templos budistas. Por la mañana fuimos desde Thamel a Swayanbhu Nath caminando, a tan solo 30 minutos. Swayanbhu Nath es también conocido como el templo de los monos. Después de subir más de 400 escalones, se pueden tener unas buenas vistas de toda la ciudad. El templo está en un buen estado de conservación a pesar del terremoto. La mezcla de olores se hace notar, orines des animales, incienso, velas, excrementos de palomas…

Los monos y los perros conviven, pero no sabemos si en armonía, ya que tanto unos como otros están llenos de arañazos; eso si, ambos están al acecho de comida, y más cuando esta viene de las ofrendas que les hacen los hinduistas a un dios que sirve para todas las religiones. Allí pudimos hablar con un monje de origen tibetano que nos intentó resolver algunas dudas sobre el budismo, aunque sin mucho éxito 🙁

Mono comiendose una ofrenda en Swayanbhu Nath

Mono comiendose una ofrenda en Swayanbhu Nath

 

Swayanbhu Nath

Selfie en Swayanbhu Nath

También fuimos a otro templo budista: Boudha Nath. Después de coger un cycle-richshaw de un señor mayor que casi se nos muere ahogado por el camino y de tener un choque delantero con una moto, llegamos caminando al templo. Una vez más, nos colamos por los entresijos de sus calles y llegamos dentro. La parte alta, llamada pináculo ya no existe, el terremoto se la llevó. Solamente la cúpula blanca. Es el primer monumento que vemos en Kathmandu en el que realmente había gente trabajando en reconstruilo. Así sabe algo peor dejar de pagar, pero después de lo de Bhaktapur se te pasa.

Boudha Nath, después del terremoto sin su famoso pináculo

Boudha Nath, después del terremoto sin su famoso pináculo

Templo en Boudha Nath

Interior de un templo en Boudha Nath

En la misma pagoda se puede encontrar un par de templos con representaciones de dioses y lamas budistas. Conocimos a un monje budista de origen nepalí al cual avasallamos a preguntas.

Detalle del interior de un templo Boudha Nath

Detalle del interior de un templo en Boudha Nath

Patan Durbar Square

Durante nuestra estancia en Fresh Nepal, aprovechamos una mañana y fuimos a darnos un paseo por el barrio de Satdobato, en el distrito de Lalitpur (no dejamos de estar en Kathmandu). A 30 minutos del orfanato se encontraba la Patan Durbar Square, pasamos por enfrente de la taquilla y como quien no quiere la cosa ahí estabamos. Se encuentra en bastante buen estado, aunque tiene un par de templos caídos. Los museos adjuntos a la plaza son de pago y el ambiente es similar a la plaza de Kathmandu, pero la de Patan es mucho más bonita.

Verdadera Durbar Square de Patan, esta vez sí!

Verdadera Durbar Square de Patan, esta vez sí!

Nos encontramos con una ciudad mucho menos devastada de lo que pensábamos con una magnífica convivencia entre religiones y con un ritmo frenético pero agradable y seguro (Sea como sea que se puedan juntar esas tres cosas).


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Capital de Nepal, Kathmandu