Seúl, referente de la moda asiática 2


Corea del Sur apareció en nuestro recorrido porque a lo largo de los otros países anteriores habíamos ido encontrando referencias de este. Y es que si París ha sido en algun momento una referencia de moda en Europa, Corea del Sur es actualmente la referencia de moda en Asia. Hay restaurantes coreanos por doquier, tiendas de cosméticos, de lencería coreana, de ropa, de peluches, todo lo que uno pueda imaginarse relacionado con la moda. Corea del Sur marca tendencia. Os podéis imaginar las ganas que teníamos de visitar el país que lleva la batuta en lo que se refiere a moda asiática.

Vistas de Seúl desde la N S Tower

Vistas de Seúl desde la N S Tower

Quizás por eso Seúl nos dejó un sabor de boca algo agridulce. Por un lado nuestro anfitrión de Couchsurfing nos mostró una corea donde los expatriados son los que marcan el ritmo y donde uno puede sentirse como en cualquier país de Occidente. Uno puede conocer el barrio de Itaewon y vivir en él sin tener que relacionarse siquiera con los coreanos, más que en el supermercado. Fuera de este barrio la ciudad es completamente distinta.

Qué hay en Seúl?

Visitamos varias cosas en nuestros días en Seúl, subimos a la torre N Seoul y visitamos algunos de sus múltiples palacios. Tuvimos la ocasión de vivir la historia más reciente del país viviendo de primera mano las manifestaciones que terminaron con la moción de censura a la presidenta (ahora ex-presidenta del país) mientras todavía estábamos allí. Además pudimos vivir la vida en torno a las universidades, con chicos bailando, rapeando o tocando la guitarra. Una vida animadísima que es contagiosa, aunque gran parte de esta diversión se basa en las compras y la moda.

Más allá de toda esta vida que laté en la ciudad de Seúl, no nos gustó la ciudad. Es una ciudad mayormente funcional en la que predominan los edificios altos e impersonales.

Vestido tradicional coreano: Hanbok. Visitando la N S Tower ofrecían probártelo totalmente gratuito

Vestido tradicional coreano: Hanbok. Visitando la N S Tower ofrecían probártelo totalmente gratuito

 

Cambio de guardia en el Palacio Imperial

Cambio de guardia en el Palacio Imperial

Entrada al Palacio Imperialo

Entrada al Palacio Imperial

 

 

La capital de la moda: arma de doble filo

Parece un lugar maravilloso aquel que marca la moda de Asia, el que define el estilo y exporta tendencias a un continente tan grande como es el asiático, pero esto es también un arma de doble filo. Por lo que vimos, vivimos y nos llegó a través de nuestros anfitriones de Couchsurfing en las diferentes ciudades, podemos decir que no es oro todo lo que reluce. Mientras que en Corea del Norte todos deben llevar el mismo corte de pelo por orden de su jefe de estado (o eso dicen las malas lenguas, esto no está contrastado), en Corea del Sur todo los chicos llevan el mismo corte de pelo “por elección propia”. La presión social para vestir bien e ir a la última es enorme. Una persona puede ser dada de lado por como viste y eso supone una gran cantidad de tiempo para prepararse para salir a la calle. Incluso para ir a la montaña los coreanos van vestidos con el equipo completo digno de una expedición al Everest. Por supuesto, la moda es tan sólo un reflejo de la presión que reciben los jóvenes en todos los aspectos de su vida y donde las apariencias a menudo lo son todo.

Jóvenes coreanos, pelos de colores y ropa ancha

Jóvenes coreanos, pelos de colores y ropa ancha

Sátira contra la presidenta de Corea en ese momento.

Sátira contra la presidenta de Corea en ese momento

Culto al cuerpo: nos vamos de Spa

No quisimos perdernos la oportunidad de disfrutar de uno de los lugares “sagrados” de los coreanos: los jimjilbang. Se tratan de spas un tanto diferentes a lo que nosotros estamos acostumbrados. Lo que los caracteriza es que en las zonas de pisicinas y algunas saunas, separadas para hombres y mujeres, van completamente desnudos. No hay tapujos, no hay vergüenzas, nadie se mira de arriba a abajo y cada uno/a va allí a relajarse. Con niños, con amigos, en pareja… Los jimjilbang tienen dos espacios diferenciados, como hemos dicho, la zona de piscinas y saunas, y por otro lado, los espacios comunes (allí van vestidos). Cómo funciona? Llegas al spa, te dan un pijama y una vez dejas los zapatos en tu taquilla, hombres y mujeres se separan para reencontrarse más tarde en la zona común.

Se abre el ascensor y allí me las encuentro a todas: jóvenes, mayores, niñas corriendo, todas desnudas. Unas se cepillan el pelo, las otras se maquillan, otras simplemente hablan. Pero, por qué no se tapan un poquito? Me choca al principio, y busco mi taquilla desesperadamente. En ese momento, pienso “actua con normalidad, nadie te está mirando”. Y así era.

Dragon Hill, uno de los spas más conocidos de Corea

Dragon Hill, uno de los spas más conocidos de Corea

Bajo como Dios me trajo al mundo a la zona de piscinas y lo primero que hay que hacer es darse una buena ducha. Las coreanas aprovechan para lavarse a conciencia: si no llego a lavarme la espalda, le pido a la mujer de al lado que me la lave. Una vez bien limpia, ya puedes ir a cualquiera de las piscinas con diferentes temperaturas, jacuzzis o saunas. Me tiro un bueno rato. He quedado con Dani dentro de una hora, así que me relajo y voy cambiando de temperatura. Mientras, observo como se comportan. Al cabo de una hora, ya con mi pijama puesto y el pelo seco, bajo a la zona común. Nos encontramos con mucho jaleo: máquinas recreativas, ordenadores para jugar, un bar, gente joven y mucho alboroto. La tranquilidad de las piscinas y saunas se ha dejado a un lado.En la zona común también hay saunas de diferentes temperaturas, desde -3º a 95º. Increíble. Hay gente que se pasa la noche durmiendo en algunas de estas saunas (las de 30º) y sino, puedes estirarte en el primer rincón que veas e intentar descansar lo que queda de noche. Es curioso porque el plan jimjilbang es muy utilizado por los jóvenes coreanos como alternativa a “salir de fiesta”. Se pasan la noche jugando a juegos de cartas y se duermen cuando ya es de día. También nos encontramos a familias y a empresarios que probablemente al día siguiente tenían un vuelo bien pronto. Nos encantó la experiencia del jimjilbang, tanto que la día siguiente nos dimos otro bañito relajante y nos despedimos así de Asia.

Relajación en la sauna a 35º

Relajación en la sauna a 35º


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Seúl, referente de la moda asiática