12 curiosidades y 3 mitos sobre Myanmar 7


En este post nos gustaría compartir con vosotros 12 cosas que nos han sorprendido en Myanmar y también queremos desmentir tres mitos que escuchamos antes de nuestra llegada al país. Adelante!

1. País virgen de turismo

Muchas son las personas que nos dijeron lo mismo y muchos son los blogs en los que lo leímos: “Myanmar no tiene apenas turismo”, “un país que se está abriendo” o “super auténtico”. Seguramente estos comentarios tendrían su verdad hace unos cinco años, pero desde que el gobierno decidiera abrir sus fronteras y hacer el país algo más accesible a los curiosos como nosotros ha cambiado mucho. Nos hemos encontrado con una Myanmar desarrollada a nivel turístico, pero por supuesto no al nivel de Tailandia. Por eso queremos desmentir este mito de que en Myanmar “no hay turistas”. Claro que los hay, y en algunas ciudades como Bagan resulta ser ese turismo irresponsable que tanto nos molesta.

Compartiendo la puesta de sol con 100 turistas más en Bagan

Compartiendo la puesta de sol con 100 turistas más en Bagan

2. Nadie habla inglés

Es cierto, la gente de la calle no sabe inglés, pero eso también pasa en España. Los jóvenes en Myanmar ya aprenden inglés en el colegio y los trabajadores del sector turismo parece que se han tenido que poner las pilas. Quizás hace cinco años era dificil encontrar algo en inglés en Myanmar, pero nosotros no hemos tenido problemas para encontrar las cartas en inglés o encontrar a alguien que chapurrease 4 palabras.

3. Aquí se paga en dólares

Al entrar al país compramos dólares porque la información que nos había llegado es que en Myanmar se pagaba todo en dólares. Parecía comprensible viendo lo que cambia de un día para otro el valor de Kyat, la moneda del país. Al final, resulta que aunque en hoteles y alquileres de motos y bicis te dan el precio en dólares, es posible pagar en Kyats en todos sitios. En algunos lugares incluso el cambio de dólares a Kyats es favorable para el turista (!) En los trenes, atracciones turísticas, restaurantes y demás los precios ya están en Kyats, así que no hay que preocuparse por llevar únicamente moneda local o tarjeta (los cajeros automáticos han llegado a Myanmar! Eso sí, con una comisión de 5000 Kyats, unos 5€).

4. Salí corriendo de casa

Tienes que entrar al trabajo a las 8 y te has dormido? A duras penas te ha dado tiempo de desayunar algo antes de entrar a la ducha? Has salido de casa y te has olvidado algo? Espera un momento! Sí, qué hace esa toalla en tu cabeza?
Las mujeres birmanas se pasean con dicha toalla por la calle como quien lleva un bolso. Resulta divertido de ver para nosotros y, obviamente, lo más normal para ellos. Hay que mantener la cabeza caliente aunque estés a 38ºC.

Mujeres en Bagan con su tocado-toalla

Mujeres en Bagan con su tocado-toalla

5. Me prestas el mechero?

Siempre está el típico pesado que va pidiendo el mechero a sus amigos y que nunca lo devuelve. Los birmanos han encontrado la solución: colgar un mechero en medio del bar con una cuerda y el que quiera que se sirva! Una buena idea que podríamos importar a España si no fuera porque está prohibido fumar en los bares.

Mechero colgante a disposición de todos. Sírvanse!

Mechero colgante a disposición de todos. Sírvanse!

6. Qué pereza bajar del cuarto piso!

Otra idea de lo más útil es colgar desde tu balcón una cuerda con una pinza en ella. En esta pueden colgar desde el periódico, la compra o dinero para las donaciones de los monjes. Si vives en un 5º sin ascensor le harás un favor al mensajero y otro a tí! Las más sofisticadas tienen una campanilla a modo de aviso.

Pinza de encargos colgante

Pinza de encargos colgante

7. Lo más viril: el longyi

Quién dijo que llevar falda era de chicas? Los birmanos al igual que los escoceses apuestan por llevar aireados los bajos. Pero estos llevan la tela-falda hasta los tobillos y se la anudan al medio. Siempre de estampados de cuadros de colores oscuros y acompañados de camisa blanca en el mayor de los casos. Un atuendo muy cómodo y fresco para temperaturas extremas, tanto que Dani se acabó haciendo con uno!

Birmanos con el longyi bien fresquitos

Birmanos con el longyi bien fresquitos

8. Peine encasquetado

Un complemento alternativo a la toalla en la cabeza es el peine. Al hacerse el moño las mujeres se dejan puesto el peine con el que se han estado cepillando. Aún no sabemos como se las ingenian para que no se les enrede. Es más habitual verlo en mujeres de a partir de 50 años, las jóvenes suelen ir más modernas.

El complemento ideal

El complemento ideal

9. Precios a la carta

“Tenéis menú?” Sí, claro, en la mayoría de los sitios tienen menú aunque sea sólo en birmano. Pero algo falla en la mayoría de ellos: la inexistencia de precios marcados… Con lo cual cada vez que nos encontramos con esto hemos de regatear por los platos. Es divertido ver sus expresiones cuando piden un precio muy alto aun sabiendo que no es el verdadero. Su rostro les delata!

Cuánto quieres que valga? Tú decides!

Cuánto quieres que valga? Tú decides!

10. Sonrisa rojiza

El vicio nacional es el betel o tabaco de mascar. Este está hecho de hojas con savia de platanero, tabaco, nueces de betel y el aliño que cada uno quiera ponerle. Después de masticar este paquetito durante un buen rato si te dispones a hablarle al birmano de turno te encontrarás que tiene los dientes completamente rojos y que no podrás parar de mirarle. Este líquido que se produce de masticarlo no lo tragan sino que lo escupen, y da lo mismo donde sea. En el primer sitio que pillen, pam! Escupitajo al canto. En las casas de té tienen palanganas especiales, y los conductores de autobus tienen el detalle de llevar una botella de plástico y escupirlo dentro. Aunque los templos sean un lugar sagrado y para ello tengas que descalzarte encontrarás que en las esquinas tienes esas marcas delatadoras del betel. Es un estimulante natural y super adictivo, además este produce cáncer bucal. Toda una maravilla!

Nadie quiso posar para nosotros ya que les daba vergüenza enseñar los dientes. Pero tenéis las manchas que dejan por todas partes, estas en concreto en un templo

Nadie quiso posar para nosotros ya que les daba vergüenza enseñar los dientes. Pero tenéis las manchas que dejan por todas partes, estas en concreto en un templo

11. Campos de cenizas

En Myanmar se quema todo. Se quema la basura, las hojas, los rastrojos… Ya lo vimos en la India y Nepal, pero parece que aquí es más exagerado. El problema es que aquí lo hacen al lado de casas de bambú y madera. Como todos sabemos estos son materiales super aislantes y sería una locura pensar que no llegarían a quemar nunca! Raro es el día en el que viendo el paisaje no hayamos visto una zona de cenizas o algunas hectáreas quemadas.

Quemando por doquier, desde plásticos a flores. Sin discriminar

Quemando por doquier, desde plásticos a flores. Sin discriminar

12. Volviendo a parvulario

Las casas de té son los templos sociales de Myanmar. Allí se pasan horas sobre todo los hombres. Unos miran la tele, otros están con el móvil, los otros charlan… todo este ambiente se desarrolla entre mesitas y sillas de las que utilizabamos en las clases de parvulario. Lo mismo da que midas dos metros, allí te sentarás como mínimo 1 hora para tomarte su delicioso y dulce té (con leche condensada). El té es tan dulce que puedes combinarlo con té de hierbas totalmente gratuito y a tu entera disposición para contrastar el sabor. Camarero, otra taza!

En una casa de té en Kinpun.Dani esa silla te va pequeña!

En una casa de té en Kinpun. Dani esa silla te va pequeña!

13. Mi jubilación como monje

Nosotros tenemos los planes de pensiones para asegurar nuestra jubilación, pero en Myanmar se estila más eso de meterse a monje. Aunque el Budismo marca 8 preceptos que todos deben cumplir y especialmente los monjes, no es raro ver por la calle monjes fumando, mascando betel, viendo peliculas de acción en una casa de té, escuchando música, jugando con sus iPhone6 o comiendo después del mediodía. Todo ello acciones que van en contra los preceptos básicos del budismo.
Cuando preguntas, la respuesta es sorprendente: es gente que se hizo monje cuando ya no podía trabajar más y ya se sabe cuánto cuesta abandonar los vicios de toda una vida…

Monjes a la espera del inicio del Alms Round

Monjes a la espera del inicio del Alms Round

14. Y luego los catalanes nos quejamos!

“Qué injusto! Las carreteras catalanas están llenas de peajes!” Y las de Myanmar también. En el trayecto Nyaung- U (Bagan) – Mandalay (de 170km) pudimos ver cómo el conductor del autobus pagó 9 peajes. También para acceder a la ciudad de Yangón hay que pagar un peaje. Lo curioso del caso es que parece que son solamente los coches los que pagan. Alquilamos una moto en Mandalay y pasamos por 3 peajes los cuales no pagamos!

15. Qué lado te gusta más para conducir?

En algunos países se conduce por la izquierda y en otros por la derecha. En Myanmar, como ya comentábamos en el post de Hpa-An, se conduce por la derecha aunque esto no siempre fue así. Un buen día el general que governaba el país decidió que conducir por la izquierda era demasiado colonialista (después de la segunda guerra mundial Myanmar estuvo un tiempo bajo dominio inglés) así que sin previo aviso empezó a conducir por la derecha. El país se adaptó a los gustos del general. Ahí aparece el dilema, los coches nuevos tienen el volante a la izquierda, pero todavía se ven muchísimos coches con el volante a la derecha. Que pasa cuando un coche con el volante a la derecha conduce por la derecha? Si, eso es, no ve absolutamente nada! La solución era obvia: el copiloto es obligatorio, así que aquí hasta los autobuses tienen copiloto.

Prefieres el derecho o el izquierdo?

Prefieres el derecho o el izquierdo?


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 Comentarios en “12 curiosidades y 3 mitos sobre Myanmar