Melaka tiene un color especial 2


“Con un día en Melaka tenéis suficiente”, “No tiene nada”, “El centro es muy pequeño” y un largo etcétera. ¡Ay! Pobre Melaka, tanto que ha de ofrecer en tan pocas horas a unos visitantes muy atareados. La ciudad de Melaka se nos presentaba como un lugar de paso, dos días sólo, en el que nos acabaríamos quedando 2 semanas. Nuestra idea era ir de Melaka a Georgetown (Penang) y allí hacer un voluntariado en un hostal, pero nadie nos contestó. Así que el segundo día en Melaka decidimos echarnos a la calle y preguntar en los hostales de China Town si necesitaban a voluntarios. Y así es como Melaka se convirtió en nuestro hogar por unos días.

Plaza de la Iglesia de Jesús, centro neurálgico de la ciudad

Plaza de la Iglesia de Jesús, centro neurálgico de la ciudad

Iglesia de Saint Paul de noche

Iglesia de Saint Paul de noche

Visitando Melaka

La ciudad portuaria fue un lugar muy importante de comercio internacional, en primer lugar por su proximidad con la isla de Sumatra, en Indonesia, y también por la cantidad de barcos que hacían la ruta hacia China y viceversa y pasaban a descansar por el estrecho. En el siglo XIV los portugueses llegaron y se autodenominaron dueños del terreno. Construyeron un enorme fuerte del que hoy tan sólo queda la puerta de acceso, conocida como “A Famosa Porta de Santiago”. Años más tarde llegaron los holandeses, mientras conquistaban Indonesia se acercaron a la famosa ciudad portuaria y decidieron que todo lo que tenía que ver con los portugueses lo destruirían. Los holandeses construyeron varios barrios, iglesias y edificios oficiales, los cuales se han convertido hoy en el símbolo y color de la ciudad: el rojo/granate. Su plaza de la iglesia es el lugar más fotografiado por los grupos de chinos, taiwaneses, coreanos y japoneses que pasan por allí cada día. La fuente que preside enamora los ojos de los turistas con su arquitectura exótica y todos ellos desean hacerse fotos en la figura publicitaria “I LOVE MELAKA”

A Famosa Porta de Santiago

A Famosa Porta de Santiago

A los tuk-tuks de Melaka se les ha ido de las manos el decorado

A los tuk-tuks de Melaka se les ha ido de las manos el decorado

Sí, el centro de Melaka es pequeño con la plaza, muchos museos a visitar (algunos de ellos gratuitos), el mirador de Saint Paul, el barrio chino y el indio. Pero Melaka es mucho más. Uno de los atractivos de la ciudad es el paseo del río. Una lástima que no esté cuidado y puedas ver todos los desechos flotando en él. El paseo en sí es precioso, lleno de murales que representan las diferentes culturas de Malasia. La mayoría de turistas prefieren la opción del barco, un paseo por lo largo del río de noche, en el que puedes verlo iluminado. Nosotros preferimos la opción de a pie, si te gusta algo lo puedes ver con más tranquilidad 😉

Melaka como “habitantes”

No es lo mismo ir de paso que quedarte durante unos días y hacer vida en la ciudad. El hostal que encontramos para hacer el voluntariado estaba en el barrio chino y pudimos sentirnos como en casa cuando salíamos cada día a comer, a pasear o a comprar cualquier cosa y todos nos saludaban y sonreían. Acabamos recorriéndonos todas las callejuelas de la ciudad, pero no tan sólo del centro histórico, sino de los barrios donde realmente viven los malayos. Llegamos sin darnos cuenta a “Villa Sentosa”, un antiguo asentamiento portugués, a unos 3km del centro, caracterizado por sus casas de una sola planta de madera. Melaka está construyéndose a lo largo. Coge espacio al mar para poder seguir creciendo ya que a ambos lados tiene otras regiones que la limitan.

Además, allí decidimos vender nuestras fotografías del viaje en forma de postal. Nos colocamos en mitad de la concurrida plaza y la gente, algunos desconcertados y otros no tanto, preguntaban por el precio de las postales. Eran a donación así que la gente no se sentía tan presionada y acabamos llevándonos una grata sorpresa por la buena respuesta de los turistas asiáticos.

En Melaka nos sentimos como en casa.

Vendiendo postales en la plaza

Vendiendo postales en la plaza

Uno de los murales del río

Uno de los murales del río


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Melaka tiene un color especial