Fresh Nepal 10


Hemos pasado 5 días de paz y tranquilidad. 5 días en los que no hemos tenido que deshacer y rehacer las mochilas a diario ni cargar con ellas a la espalda. No nos hemos librado de cargar peso, de trabajar o de levantarnos a las 6 de la mañana, pero el hecho de no llevar 12 Kg a la espalda ya se agradece.

Empezamos estos días con miedo y los hemos acabado también con miedo. Empezamos con miedo de que el orfanato donde ibamos a pasar unos días como voluntarios fuese una estafa. No teniamos una dirección y el primer día parecía que el presidente de la asociación y “tio” de los niños no iba a hacer acto de presencia. Terminamos con miedo de que unos niños con la ilusión y el potencial que hemos visto no puedan conseguir sus objetivos. Con ese miedo de que la ayuda prestada no sea suficiente.

Nos llevamos de estos 5 días un vacío con el que no contábamos al llegar. También el cariño de 20 niños que nos han mostrado su agradecimiento de una forma conmovedora. Nos vamos y nos llevamos más de lo que dejamos.

La familia de Fresh Nepal

La familia de Fresh Nepal

Estando aquí te das cuenta de que no importa tener agua corriente para ser limpio. De que los cortes de luz sólo afectan a los dos voluntarios que estan ayudando a los niños a hacer los deberes, pero no a los propios niños. De que comer lo mismo tres veces al día solo se hace pesado para nosotros. De que de hecho no es lo mismo tres veces al día: a veces el curry que acompaña al arroz lleva berejenas, a veces acelgas u otras una hortaliza desconocida pero que resulta que no sabe mal. Estando aquí te das cuenta que no es que estos niños no tengan nada, es que quizás nosotros tengamos demasiado. Tienen juguetes, libros, van a la escuela y comen caliente. Tienen las mismas aspiraciones que cualquier chaval de 18 o 20 años, solo que ellos tienen entre 10 y 14. Y no es diferente para los adultos: consiguen lo mismo que nosotros teniendo tres veces menos.

Llegamos tratando de ayudar en lo posible y de poder enseñar nuevas cosas a unos pobres niños. Nos vamos habiendo conocido a unos niños sanos y felices y habiendo aprendido seguramente más de lo que ofrecemos.

Con Dana y Dev, los 'tios' de los niños y responsables del orfanato

Con Dana y Dev, los ‘tios’ de los niños y responsables del orfanato


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 Comentarios en “Fresh Nepal