Gaarawé, visitando el sueño 5


Hace un año visitábamos el sueño de un italiano en Klong Phanom que pretendía construir una comunidad autosuficiente en medio del idílico paisaje tailandés. Nuestros planes en China y los problemas que tuvimos con la visa nos llevaron a hacerles una segunda visita un año más tarde.

Vistas desde la hamaca

Vistas desde la hamaca

Esta vez éramos los únicos voluntarios y fue más una visita de amigos que una estancia en la que tuviésemos que trabajar muchas horas al día. Por supuesto trabajábamos también, pero sin muchas prisas y con bastante ilusión. Hace un año cuando llegamos por primera vez poco tenía de autosuficiente Gaarawé pero, aunque todavía no lo son, mucho ha cambiado desde entonces. Todavía no han logrado ser una comunidad, pues viven ellos solos, pero han progresado mucho con la granja.

Cosecha de Rosella

Cosecha de Rosella

Allí donde sólo había arcilla y cavábamos agujeros y poníamos mierda de elefante, ahora crecen maíz, judías y calabaza. El corral que construíamos guarda ahora a 14 gallinas de las que recogíamos unos 10 huevos cada mañana. También recogimos cerca de 50 Kg de Rosella con la que hicimos mermelada, plátanos, boniatos y papayas. La gracia de todo ello? Muchas de estas cosas las plantábamos la primera vez que visitamos Gaarawé y nos hizo mucha ilusión recoger los frutos.

 

 

 

Recogiendo platanos

 

 

 

Ahora son más independientes que antes desde luego, pero todavía les falta mucho camino por recorrer.

Las gallinas a sus anchas

Las gallinas a sus anchas

Por nuestra parte, aprovechamos para relajarnos, desconectar, estar unos dias sin Internet y jugar con los 3 perros que tienen, o que tenían, porque por desgracia nuestra visita a Gaarawé quedó empañada por la muerte de uno de ellos el último día. Lo atropelló un coche en la carretera.

Fue una noche muy triste pese a los buenos días pasados en esta eco-village.

El perro con botas después de un duro día de trabajo

El perro con botas después de un duro día de trabajo


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 Comentarios en “Gaarawé, visitando el sueño