Naturaleza en Pai 8


“Pai, el pueblo hippie del norte de Tailandia” o eso nos dijeron y leímos en varios blogs. De hippie, hoy en día, le queda más bien poco. A no ser que por hippie entendamos llevar pantalones de elefantes. En su dia Pai fue un pueblito de montaña tranquilo y no muy abierto al turismo, donde los hippies de los años 70 iban a relajarse y fumar el opio y la marihuana que le ofrecían los lugareños, y que hoy en día siguen ofreciendo. La Pai actual sigue el estilo del sur: fiesta, borrachera y muchos accidentes de moto. Vimos a muchas personas con heridas muy significativas en manos y rodillas y es que las carreteras de los alrededores no son fáciles.
Pese a lo dicho Pai conserva un ambiente relajado, tranquilo donde destacan sus alrededores y su mercado nocturno.

Resort al revés en Pai

Resort al revés en Pai

Además de ver la vida pasar, gran parte del atractivo del pueblo son las muchas excursiones de un día que se pueden hacer. Nosotros decidimos ir a la famosa Lod Cave, a casi 2 horas en moto además de ver alguna cascada y un Buda gigante que preside el pueblo.

La cascada para nuestra desgracia fue muy decepcionante y es que en marzo no hay agua en las cascadas. Ya nos lo decían los tailandeses “Is not the season”. Así que tan solo visitamos una de las muchas que hay. Suponemos que en otras estaciones del año debe ser impresionante.

El Buda no es gran cosa si llevas un tiempo viendo budas, pero vale la pena acercarse para contemplar Pai desde las alturas y el magnífico entorno en el que se encuentra.

Gran Buda de Pai

Gran Buda de Pai

Lod Cave

La Lod Cave a diferencia de Mae Lana Cave es una cueva totalmente preparada al turismo, con barcas, escaleras bien fiables y una guia que te indica la diferentes formas que tienen las estalactitas, aunque para ver algunas figuras hay que echarle mucha imaginación! A pesar de eso, es una cueva preciosa, escogimos la opción de acceder con la basla (que son cañas de bambú hechas balsa) y la sensación al entrar e la cueva, sin ningún ruido es de volver a hace millones de años: imaginándote quién descubrió esa cueva.

Entrando a la cueva

Entrando a la cueva

Saliendo hacia el otro extremo de la cueva

Saliendo hacia el otro extremo de la cueva

Durante 1h y poco recorres todos los recodos de la cueva con la guía que te ilumina con una linterna a la antigua usanza: de petróleo. De la primera cueva se accede a otra más desplazándote en barca de nuevo: oscuridad y un rayo de luz alfinal mientras los muricélagos acompañan tu paseo.

Al acabar nuestra visita vimos como la comenzaban los grupos organizados y agradecimos haber salido temprano. Una experiencia muy recomendable. Hay también en la zona de la cueva excavaciones arqueológicas, pero por desgracia no nos enteramos de mucho porque no hay ninguna explicación y el guía sólo te acompaña en la cueva.

Marinero de cueva

Marinero de cueva

Alrededores de Pai

Además de las cascadas y las fuentes termales que rodean la ciudad, hay todo un conjunto de aldeas pobladas mayoritariamente por etnias chinas y birmanas que se vieron obligadas a huir de sus paises por las guerras y las dictaduras y que se han establecido en la zona. Algunas, como la famosa etnia de las mujeres jirafa sobreviven hoy en día gracias a los tours y los paquetes turísticos. Nosotros nos negamos a ir a alguna de estas aldeas porque consideramos que son un circo que explota la dignidad de las personas, sin embargo es posible ir, previo pago de entrada, con un tour o por cuenta propia.

Si que fuimos al volver de la cueva a la llamativa “chinese village” a X km de Pai. Nos habían dicho que no era turística y es cierto que la gente no está esperando que te hagas una foto con ellos. Sus inicios son reales y se trata de un pueblo de expatriados chinos que vino en la década de los 50, pero ahora mismo el pueblo está montado de tal manera que parece la parte asiática de Port Aventura, hasta tiene un hotel que reproduce un trozo de la gran muralla con un gigantesco Yin-Yan en la pared.

Todo muy auténtico

La China verdadera, todo muy auténtico

Chinese village

Chinese village

Mercado nocturno

Sin duda alguna con lo que más disfrutamos en Pai fue con su mercado nocturno, sobre todo con los puestos de comida. Nos pusimos las botas! Comida vegetariana, chai massala (te indio), brochetas de carne, noodles, frutas y batidos, pastelitos… mmm todo riquisimo!! Tanto que comíamos por los ojos y las noches que estuvimos ahí nos pasamos del presupuesto. Pero nosotros solo seguíamos los consejos de la familia “comed bien!!” Y eso hicimos! 😀

Mercado nocturno de Pai


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 Comentarios en “Naturaleza en Pai

  • M. José

    Hombre claro comer bien es muy importante y tenéis que aprovechar los sitios buenos, que os estáis adelgazando mucho, jeje. La cueva se ve muy bonita en las fotos, aunque ese silencio debería impresionar mucho. Muchos besos

  • Jordi

    Molt maques les fotos que heu enviat, sembla mentida el que pot fer la natura, Hi ha una foto que es veu una cara, sembla una cara Maya. Gaudiu molt.

  • Luis

    Un día de esto os haremos un examen a ver si estais aprovechando adecuadamente los conocimientos de todos estos viajes. Si hay que ir se va, pero ir pa na…,

    La Universidad, ciertamente, se ve como las de aqui o mejor. Y siempre es un ambiente especial. Pero veo que también hay mucho turista guiris, que solo ve lo que le enseñan.

    Creo que os deberían dar el carnet de expertos en dicha zona…., lo explicais todo con mucho detalle lo que ayuda a entender mejor estos lugares.

    Sumamente interesante.