Qué tendrá Varanasi? 2


Llegamos a Varanasi por la noche, después de 10 horas de autobús que acabaron siendo 14, aunque ya nos hemos acostumbrado a que los tiempos en la India no sean siempre los que nos dicen. Ese día, como es fácil imaginar no lo disfrutamos. Al día siguiente nuestra impresión de Varanasi tampoco mejoró mucho. No amaneció muy buen día y en los Gaths a duras penas podías ver más que aquel en el que estabas. Quizás el volver al caos y la suciedad después del paso por Nepal no ayudó tampoco. Con los pocos días que hemos pasado allí la opinión de los dos ha cambiado de forma muy favorable. Varanasi es una ciudad con una personalidad muy fuerte.

Nuestra primera visión de los Ghats

Nuestra primera visión de los Ghats

Los Gaths

Los Gaths son la vida en Varanasi. Es una ciudad que ha crecido junto al río y que vive por y para el río. Nuestros posteriores paseos nos mostraron que se trata de un lugar, o varios, sobrecogedor. Esta es una ciudad sagrada aunque a diferencia de Rishikesh (enlace) se puede encontrar carne y alcohol.

Ghat de Manikarnika, el principal Ghat crematorio

Ghat de Manikarnika, el principal Ghat Crematorio

La gente se baña en el Ganges, lava la ropa, juega a criquet o celebra las cremaciones. Sí, las celebra, parecen más un acto festivo que un acontecimiento triste. Resulta chocante verlo pues es muy distinto de todo lo que te es habitual. Aún así nuestro primer día en Varanasi no consiguió convencernos a ninguno de los dos. El hecho de descubrir el Assi Ghat también ayudó a cambiar nuestra concepción de Varanasi. Este está más alejado de los principales y la actividad es más tranquila, sin ese acoso constante a los turistas.

Mujeres indias sentadas en uno de los Ghats

Mujeres Indias sentadas en uno de los Ghats

La Universidad Hindú de Baranas (BHU)

Encontramos un blog que recomendaba dedicar una mañana o un día a pasear por la Universidad Hindú de Varanasi o Banaras, que es el nombre indio de la ciudad. No encontramos muchos más blogs o páginas que lo recomendasen parece que los turistas se quedan en la zona de los Ghats. Fue todo un acierto. La universidad es una enorme zona verde con unas instalaciones enormes y antiguos edificios que hacen las veces de facultad. Facultades de todos los tipos: desde las comunes hasta facultades de botánica, medicina ayurvédica, artes escénicas o una facultad específica de sánscrito. Cuenta con 16 Km cuadrados de campus en los que es posible huir del caos de la ciudad. Dentro del campus está prohibido tocar la bocina!

Roser junto a la entrada de la BHU

Roser junto a la entrada de la BHU

En el centro del campus encontramos el templo de Vishwanath. Bueno, uno de los varios templos Vishwanath que hay en la ciudad. Resultó ser uno de los templos más decorados interiormente y en mejor estado. Las pinturas están intactas y las figuras de los dioses muy cuidadas. No se pueden hacer fotos en el interior así que no podemos poner fotos. La entrada al templo es gratuita, aunque tuvimos que pagar 2 rupias para que nos “cuidasen” los zapatos en la entrada. El templo está muy bien, además de los pequeños jardines que tiene, así que las pagas a gusto.

Templo de Vishwanath

Templo de Vishwanath

Facultad de química de la BHU

Facultad de química de la BHU

La puja

Las ceremonias religiosas son fáciles de ver por toda la ciudad, aunque resulta bastante espectacular la puja en los Ghats al atardecer. Esta ceremonia se realiza todos los días a la puesta del sol. Aunque al principio pueda parecer algo orquestrado para los turistas por la decoración y los altavoces que colocan, esta sensación desaparece enseguida cuando te das cuentas de que turistas hay más bien pocos. La mayoría hindú vive la ceremonía con un fervor religioso fuera de toda duda aunque la música y las ofrendas de fuego y bailes hagan pensar en una fiesta.

Ceremonia de la Puja en el Ganges

Ceremonia de la puja en el Ganges

Podéis ver una pequeña parte en youtube o en nuestro apartado ‘Siguenos!’

Paseo en barca por el Ganges

Para rematar nuestros días hicimos un paseo en barca por el Ganges. Cruzamos al otro lado del río. No hay absolutamente nada, sólo arena. Por lo visto en época de monzon el río se extiende por toda esa parte pero el resto del año la usan los indios que no saben nadar para bañarse en el Ganges. Es la orilla que no cubre. Desde la otra orilla se tiene también una magnifica visión de los Ghats.

Aunque al principio éramos recelosos de subirnos a una barca en el Ganges al final fue un acierto.

Dani en la barca cruzando el Ganges

Dani en barca cruzando el Ganges

Entonces, qué tendrá Varanasi?

Pues no lo sabemos, aunque seguramente sea una ciudad que te decepcione si sólo vas un día. Tampoco nosotros hemos estado muchos días, tan sólo 4, pero posiblemente con algunos días más nos hubiesemos llevado todavía mejor impresión.

Indios bañándose en el río sagrado

Indios bañandose en el río sagrado

Al fin y al cabo estás en Varanasi, la puja es una fiesta, las cremaciones se celebran, la gente juega a criquet, se graban películas a tan sólo unos metros de los Ghats crematorios, algunos lloran los nacimientos (o eso te cuentan), descubres que los dueños de los Ghats son los parias (la casta más baja), te das cuenta que la ciudad es mucho más que los Ghats y nos vamos encantados con una ciudad con una personalidad tan fuerte y que parece tener mucho que ofrecer.

Vistas de los Ghats desde la barca

Vistas de los Ghats desde la barca


Responder a Alba Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Qué tendrá Varanasi?