“Me han dicho que Vietnam es muy bonito” 4


Quizás porque sea el país del Sudeste Asiático que más fácil le resulta situar a la gente en el mapa está frase la hemos oído multitud de veces. La verdad es que a nosotros Vietnam nos ha dejado una sensación agridulce. Incluso nos atreveríamos a decir que más agria que dulce.

Hemos conocido a gente muy agradabale como Min Ho y Bu y gente que nos ha ayudado mucho y hemos descubierto que Vietnam tiene lugares muy bonitos como Dalat, Hoi An, Sapa o Ha Giang que merecen ser visitados. Por otro lado, Vietnam nos ha ofrecido una cara que hace que nos vayamos decepcionados del país.

Mucha de la gente que nos hemos encontrado es muy agresiva, hasta puntos en los que incluso llegas a sentirte mal estando en un lugar. Frases como “Give me money” (Dame dinero) o “Buy me something” (Comprame algo) te acompañan en casi todo el país, muchas veces a grito pelado. Las estafas son algo corriente, aunque esto no es raro en muchos países, si eres extranjero tienes que pagar más. Lo malo es que en Vietnam ese extra te lo sacan con mala leche.

Cosas como estar en un bar después de consultar la carta y ver que el café vale 10.000 Dongs pero que al terminártelo el dueño te diga: “Sorry for you, now the coffe is 15000 Dongs” (Lo siento por vosotros, ahora el café son 15.000 Dongs) te va poniendo de mala leche.

A todas esas malas experiencias hay que sumarle el trato que da Vietnam a sus lugares de interés. En este país se encuentra la montaña más alta de Indochina, un tres mil ciento y pico. El guía y porteador, obligatorios por ley, para subir cuestan entre 55 y 88€ por persona, dependiendo de tu habilidad para el regateo y la agencia con que los contrates. Lo malo es que en la cima han construido un hotel de lujo, una tienda de souvenirs, un restaurante y un teleférico que cuesta unos 15€ por persona. Finalmente decidimos no subir para evitar esto.

Lo mismo nos pasó en las cataratas de Dalat, en las playas de Danang y Hoi An e incluso en Sapa y Ha Giang. Parece que todo Vietnam está en construcción. Las primeras líneas de playa están abarrotadas de edificios en construcción y megaproyectos de urbanizaciones. Incluso Ha Giang tiene un proyecto de construcción de una urbanización con un mega centro comercial. A parte de como estropea la estética y de que se están cargando todas las zonas naturales que tienen, nos preguntamos para que quiere una ciudad como Ha Giang, enclavada en las montañas y con una economía basada en la agricultura, un centro comercial de 5 plantas.

Todas estás cosas hicieron que no saliesemos muy contentos de Vietnam. Quién sabe, quizás deberíamos darle una segunda oportunidad.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en ““Me han dicho que Vietnam es muy bonito”