Osaka y su castillo 2


No podemos decir gran cosa de Osaka porque por desgracia no le dedicamos más que un día a esta enorme ciudad. Sin embargo, se nos acababan los días y la visita a Koyasan era obligada.

Castillo de Osaka

Castillo de Osaka

Estamos seguros que nos perdimos un montón de cosas en Osaka, pero esta vez ya teníamos un vuelo de salida y no podíamos dedicarle más días. Lo poco que vimos, además del castillo, fueron muchísimas salas de pachinko y recreativas y luces, muchísimas luces, algunas de las cuales hasta creemos que te dejan ciego si las miras directamente. Otra de las cosas que parece un imprescindible de Osaka es el delicioso takoyaki que venden en casi todas las esquinas.

Un apartamento de 3 tatamis

Cuando llegamos a Osaka nos quedamos algo desconcertados, el hotel parecía de lujo. Los recepcionistas vestían de traje y nos daba la bienvenida un robot humanoide. Ya nos estábamos preguntando si este era realmente el hotel más barato que habíamos podido encontrar, cuando descubrimos que teníamos un apartamento de 3 tatamis.

Hace algunos años, y todavía hoy, se medían los apartamentos según el número de tatamis necesarios para cubrir el suelo en lugar de usar metros cuadrados. Los tatamis no son muy grandes, pero en el vídeo entenderéis a que nos referimos cuando decimos lo del apartamento de 3 tatamis.

Apartamento

Apartamento

Lo más curioso del caso es que hay famílias viviendo en ese espacio porque pagar un piso en las grandes ciudades de Japón no es siempre posible.

 

 

El castillo de Edo

El castillo

Japón divide sus edades en función de la dinastia que gobierna el país en cada momento. En Osaka se encuentra un castillo de la era Edo que es el principal atractivo de la ciudad. El castillo merece una visita porque es precioso, pero además, ardió completamente durante la transición del antiguo sistema feudal al sistema moderno, es decir durante la transición de Edo a Meiji. Esto último añade cierto valor al castillo y a su entorno y además si quieres pagarlo puedes entrar al museo que es ahora el castillo. Nosotros no entramos y nos conformamos con admirarlo por fuera y con ver algun espectáculo callejero en sus immediaciones. 

Interior de uno de los templos

Perrito tomando el sol en los jardines del castillo

Osaka no nos dijo gran cosa, pero tampoco le dedicamos a la ciudad el suficiente tiempo para poder opinar.

Interior de uno de los templos

Osaka de noche


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Osaka y su castillo