Comiendo por Japón 2


Comer es uno de los placeres de esta vida y casi seguro que todos conocemos la comida japonesa porque durante una época estuvo muy de moda. Sin embargo, en Japón comer es sólo un placer cuando uno puede pagárselo, porque comer en los restaurantes es bastante caro y no sólo con respecto al Sudeste Asiático, también con respecto al sueldo de los japoneses. Un plato de noodles (fideos) ronda los 8-10€ y un menú ronda los 20€. Todo dependiendo del restaurante claro.

Lo que come Doraemon, y no lleva chocolate sino judías dulces

Lo que come Doraemon, y no lleva chocolate sino judías dulces

Con estos precios nosotros comimos mayormente de supermercado aunque no quisimos estarnos de probar algunas de las cosas más típicas del país. En contra de lo que parece, en los supermercados es posible encontrar comida japonesa a un precio bastante razonable y con bastante rotación porque muchísimos japoneses, incluso de traje, comen en los supermercados. En algunos incluso tienen mesas y es posible encontrar desde onigiris hasta arroz con pollo teriyaki.

Takoyaki: bolitas con pulpo dentro

Takoyaki: bolitas con pulpo dentro

Una de las noches fuimos a un típico restaurante al que nos llevó una amiga japonesa y donde tuvimos una cena excelente con sashimi, calabaza rebozada con almendras, tortilla de espárragos y otros platos que fueron saliendo, junto con 6 tipos de sake distintos y helado para bajar la comida y los licores. Todo esto entro gritos de los cocineros y camareros, y miles y miles de reverencias y Arigatos (gracias). Una de las experiencias más divertidas y genuinas que tuvimos en Japón gracias a Rie.

Mesa bien llena de platos riquísimos

Mesa bien llena de platos riquísimos

Tampoco podíamos perdernos el Ramen así que aconsejados por nuestro anfitrión de Couchsurfing, fuimos a uno de sus restaurantes de Ramen favoritos para descubrir que lo que empezó en un callejón, allí donde comimos nosotros, es ahora una cadena con restaurantes en varios lugares de Europa además de Japón. El Ramen fue una auténtica maravilla, aunque seguramente si hubiésemos sabido japonés hubiésemos podido elegir de entre la cantidad de Ramens de la carta en lugar de optar por el clásico, que era él único que aparecía en inglés.

El auténtico ramen

El auténtico ramen

Aunque cuando pensamos en comida japonesa, probablemente lo primero que nos viene a la cabeza es Sushi y esto también fuimos una noche a probarlo. Fuimos a un restaurante de estos rotatorios en los que pagas según el número de platos y donde, por supuesto, se acompaña el sushi con té verde. Nos pusimos las botas, aunque hay que decir que el último plato de sushi que cogimos nos dejó con muy mal sabor de boca. No sabemos aún de que era, pero estaba asqueroso.

Restaurante rotatorio de sushi en Kioto

Restaurante rotatorio de sushi en Kioto

Sushi a tutiplén

Sushi a tutiplén

Se está haciendo ya muy largo el post sobre comida, pero Japón tiene una enorme variedad y aunque no pudimos probarlo todo si que no podíamos dejar pasar el takoyaki (bolas de pulpo), los mochis (pastelitos de arroz) o los peces rellenos: una especie de peces de pan rellenos de judías dulces o de crema.

No podríamos acabar este post sin hablar de los croquetones. En los supermercados es posible encontrar unos croquetones planos por 50 yens (0,50€) que están buenísimos y de los que puedes escoger pollo o ternera. En nuestra última noche en Osaka encontramos un supermercado super barato y nos pusimos las botas con estos croquetones a 19 yenes, gyosas (empanadillas), arroz frito, noodles y mochis. Todo todavía caliente.

 

Pez relleno de judías dulces y crema

Pez relleno de judías dulces y crema


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Comiendo por Japón

    • Roser y Dani Autor

      ¿A qué sí? Y nosotros pensando que sólo tienen sushi. Tienen sillas ya que la gente tiene tan poco tiempo para comer que los supermercados están muy adaptados al picoteo rápido