El equipaje (después del viaje)


Ese tema que nos angustia pero emociona al mismo tiempo: el equipaje. Qué me pongo? Qué me llevo? Tendrán calcetines? Y gorras? Y la respuesta a todas tus preguntas siempre será: SÍ, allí afuera tienen de todo (e incluso más de lo que imaginamos).

En este post os queremos hablar de todo aquello que metimos en nuestras inocentes mochilas antes de partir, de lo usamos más, de lo que desechamos por el camino, de lo que perdimos y aquello que tuvimos que comprar de nuevo.

Recuperemos, pues, esa lista que os presentamos en el post donde hablabámos de ese equipaje inicial:

 Dani (a la ida) A la vuelta Roser (a la ida) A la vuelta
Manga larga  1 1 La misma 2 1 La misma
Camisa franela 0 2 Nuevas 0 0
Manga corta 4 4 Nuevas 3 3 Nuevas
Tirantes 0 0 2 1 Nueva
Térmica 1 1 La misma 1 1 La misma
Forro polar 1 1 El mismo 1 1 El mismo
Chaqueta 1 1 La misma 1 1 Nueva
Pantalones desmontables 1 1 Los mismos 1 1 Los mismos
Pantalón chandal 0 0 1 1 Nuevo
Pantalones cortos/shorts 1 1 Los mismos 2 1 Nuevos
Mallas térmicas 1 1 La misma 1 1 Las mismas
Pijama 1 1 El mismo 1 1 El mismo
Canzoncillos/Bragas 5 4 Los mismos 5 4 Nuevas
Sujetadores 0 0 3 2 Los mismos
Calcetines cortos 3 3 Nuevos 3 2 Los mismos
Calcetines largos 2 2 Los mismos 2 1 El mismo
Bañador/bikini 1 1 El mismo 1 1 El mismo
Chancletas 1 1 Nuevas 1 1 Nuevas
Bambas de montaña 1 1 Las mismas 1 1 Las mismas
Fulares 0 0 2 2 Los mismos
Diademas 0 0 2 0 Desechados
Antifaz 0 0 1 1 El mismo
Toalla 1 1 La misma 1 1 La misma
Chubasquero 1 1 El mismo 1   1 El mismo
Guantes 0 1 Nuevos 1 1 Los mismos
Gorro 0 1 Nuevo 0
2 Nuevos

 

 

Volvimos con las mismas cantidades de alguna ropa, pero como veis no era la misma. Dejamos ropa por el camino, nos compramos algunas prendas nuevas y en la visita que nos hicieron en Indonesia nos trajeron ropa para renovar el armario andante. Finalmente, donde nos deshicimos de más bartulos fue en Roma, la última ciudad donde estuvimos y decidimos dejar una bolsa en la calle llena de ropa para quien quisiera cogerla.

Cada uno decidirá si debe llevar más o menos cantidad en función del país al que vaya, el clima y la facilidad para sustituir la ropa. Lo que recomendamos es llevar poca cantidad y por el camino, si es necesario, ir renovando. A Roser se le rompieron dos pares de chanclas, perdió su primer abrigo nada más llegar a Delhi y se tuvo que comprar otro en Pokhara y Dani decidió comprarse ropa de abrigo en Pokhara y Bangkok. Como hemos dicho, hay de todo allí afuera.

Por lo que respecta a las mochilas, continuamos llevando las mismas, aunque a Dani se le rompió su mochila pequeña de 10L y tuvimos que hacernos con una nueva después del crucero hacia Flores.

 
 
Tecnología en la mochila

A la ida A la vuelta
Portátil Asus de < 1 KG (+ cargador) El mismo
2 ebooks 1 Ebook (perdido el otro por el camino)
Teléfono móvil antiguo (+ cargador) El mismo
Smartphone (Nuevo)
Ipod (+ cargador) El mismo
2 pares de auriculares 1 (perdido el otro por el camino)
Adaptador auriculares Perdido
Ladrón de enchufes El mismo
Adaptador universal de enchufes El mismo + 2 nuevos
Cámara de fotos Canon D1100 (+ cargador, + 2 baterías, 2 tarjetas SD) La misma
Cámara Go Pro (Nueva)
Disco duro El mismo

 

 

Botiquín

A continuación os comentamos lo que nos ha servido y lo que NO debéis llevar aunque creáis que sea necesario.

Lo que utilizamos con más frecuencia: tiritas, Betadine/Topionic, gasas, alcohol desinfectante de manos, Paracetamol para dolores puntuales, repelente de mosquitos, cacao de labios, crema solar, pastilla de jabón y termómetro.

Lo que NO debes llevar: FORTASEC. El Fortasec es un medicamento que para la diarrea en seco, no hace que desaparezca sino que se posponga y las consecuencias pueden ser fatales. Comenzando por la deshidratación, fiebre y acabando en un posible desmayo. Suena alarmante, pero a Dani le pasó en Khajuraho. Como nos dijeron en India: si las enfermedades son extranjeras los medicamentos de nuestro país no servirán. Así que recomendamos encarecidamente que no llevéis un botiquín enorme de medicamentos que creáis que os pueden ser útiles porque existen farmacias y hospitales donde recetarán lo adecuado para la enfermedad contraída.

Lo que recomendamos pero no es de uso obligatorio: colirio para los ojos en caso de mucha contaminación o tierra en el aire (nos ayudaron en alguna que otra ciudad de manera puntual).

Todo lo mencionado anteriormente se puede comprar por el camino a medida que sea necesario. La cuestión es no ir con media farmacia encima, utilizar el sentido común y llevar lo básico para salir del paso.

Material vario

Aquí entran los restos. Esto fue lo que dimos realmente un uso casi diario:

– linterna

– El magnífico invento cuchara/cuchillo/tenedor

– La cuerda para tender la ropa (muy útil!)

– Agujas e imperdibles

– Bolsa de tela para la ropa sucia

Y el objeto estrella, el SACO SÁBANA. Como si se tratase de un saco de dormir pero tan fino como una sábana, nos salvó en más de una ocasión, no tan sólo porque las sábanas del hostal estuviesen sucias, sino para no pasar frío mientras esperábamos algun transporte o cuando dormíamos en la playa. No ocupa apenas espacio.

Por lo que respecta a los candandos, sí que recomendamos llevar un candado grande ya que en algunos hostales puedes utilizarlo para cerrar la propia puerta de la habitación si no te fías del candado de allí o para alguna taquilla. Pero a los candados pequeños para la mochila no les dimos ningún uso, no sentimos la necesidad de poderlos por inseguridad.

 

La mochila ya está hecho, ahora toca viajar

El resto de cosas o bien las perdimos, o no la usamos o directamente las tiramos. Con todos los cambios que fuimos haciendo a nuestro equipaje a lo largo del viaje nunca superamos los 12 kg aunque en un inicio llevábamos menos de 8kg.

La idea es no facturar a la hora de coger aviones o ferrys llevando las medidas estándar y no superar los kilos que indican las compañías. Es muy posible que haya gente que viaje con mucho menos de lo que viajábamos nosotros. Creemos que es algo que se entrena con la experiencia pero como veis, el drama de cómo preparar una mochila para un viaje se ha acabado. Utiliza el sentido común y viaja ligero.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *